ESCAPADA TEMÁTICA nº 555 MUSEOS DE ESCULTURA AL AIRE LIBRE
DONDE SE RESPIRA ARTE
La mayor colección, de 113 obras, está en Alcalá de Henares con su parte mas vistosa entre la puerta de Madrid y la plaza de la Cruz Verde

Los artistas modernos se jactan de no imitar a la naturaleza, incluso de superarla, pero, por alguna razón, no hay una escultura, por abstracta que sea, que no gane cuando se expone en un escenario natural. Ésa es quizá la razón de que los museos de escultura al aire libre hayan proliferado en la región, desde un parque periférico hasta el valle más recóndito de la sierra.

Leganés
Con nueve toneladas de peso, la esfera de acero inoxidable Satélite, de Agustín Ibarrola, atrapa en su órbita gravitatoria a quien se acerca a Leganés por la carretera de Getafe y visita el Museo de Esculturas al Aire Libre: 64 obras contemporáneas, la mayoría cedidas por el Reina Sofía, que adornan los jardines junto a la avenida del Doctor Fleming y el centro municipal Las Dehesillas. Allí pueden verse desde esculturas realistas de principios del siglo XX, como El hachero, de Luis Marco Pérez, hasta creaciones más recientes como Stella, de Pepe Noja, o Mediterráneo III, de Martín Chirino. Otro lugar importante en Leganés, escultóricamente hablando, es el edificio Sabatini de la Universidad Carlos III, en cuyo patio y entorno se exhiben, entre otras, las obras El Atleta, de José Clará, y Unicornio de Laciana, de Eduardo Arroyo. (www.leganes.org)

Valle de los Sueños
Puebla de la Sierra, aldea de 91 habitantes escondida entre las afiladas crestas de pizarra del más remoto valle de la Sierra Norte, a 105 kilómetros de la Puerta del Sol, alberga un moderno parque escultórico. Creado en 2005 por iniciativa de Federico Eguía, escultor nacido en Puebla y afincado en Alcalá, el Valle de los Sueños reúne 31 esculturas de una docena de artistas contemporáneos, que pueden verse dando un paseo circular de 1.300 metros por las calles del pueblo y los bosques circundantes. Este paseo, del que se facilitan folletos en el Ayuntamiento, depara un momento mágico al cruzar el río y descubrir, en la ladera occidental del valle, varias obras realizadas por Lucía Loren con ramas entrelazadas, formando en las oquedades de los viejos robles albares como capullos de gusanos gigantes. (www.valledelossuenos.com)

Parque Juan Carlos I
Inaugurado en 1992, este parque urbano de la zona del Campo de las Naciones alberga en sus 160 hectáreas de superficie 12.000 árboles, 100.000 arbustos y 90.000 plantas de flor, además de un lago de 30.000 metros cuadrados y una ría navegable más larga que la calle de la Princesa, pero ninguna de esas maravillas hace sombra a las 18 modernas macroesculturas que jalonan sus 13 kilómetros de paseos. Con ganas de andar y con el plano que dan en los puntos de información del parque, se puede hacer un recorrido de nueve kilómetros. (www.parquejuancarlos.net)

Alcalá de Henares
En 1991, se aprobó la iniciativa del artista Pepe Noja de crear el mayor museo de escultura al aire libre de Europa, con 150 obras que habrían de instalarse a lo largo de la Vía Complutense. Al final, como siempre, hubo rebajas y sólo se colocaron 113, que no está nada mal, teniendo en cuenta la calidad de los autores: Poblador, Úrculo, Amadeo Gabino, Aizcorbe, Alberdi, Berrutti, Cristóbal, Bayarri, Orti, Beatriz Khon, el propio Noja... La parte más vistosa es la que va desde la puerta de Madrid hasta la plaza de la Cruz Verde bordeando la muralla medieval, pero también la más cochina, por culpa de las pintadas y las cacas de los perros, y no precisamente de los dos canes que hacen guardia aquí día y noche, esculpidos por Esther Gaudí. (www.ayto-alcaladehenares.com)

Taller-museo de Luis Berrutti
En una finca campestre de Valdemanco tiene el uruguayo Luis Berrutti su taller, donde puede vérsele enfrascado en alguna de sus grandes obras de hierro, que aparecen habitadas por personajes con aire de alienígenas extraviados. Ese aire se hace aún más evidente en el exterior, donde las criaturas de Berrutti se muestran a los visitantes entre bolos graníticos y encinas achaparradas, con el telón de fondo de los riscos incandescentes de la sierra de la Cabrera. El taller-museo se halla en la carretera M-610, entre La Cabrera y Valdemanco, y conviene llamar antes (617 381 680). (www.sierranortemadrid.org)

Navalcarnero
Con la reciente inauguración de la obra Chrystal Garden, de Dennis Oppenheim, en una rotonda de la carretera M-507 a las afueras de Navalcarnero, este municipio del suroeste acaba de confirmar su terrible amor por la escultura. La instalación del artista conceptual estadounidense es la nueva vecina de las Vírgenes y los Cristos esculpidos por el ferrolano David dos Santos, y de los numerosos personajes históricos -Isabel la Católica, Felipe IV, Mariana de Austria, Cervantes, el torero Félix Colomo...- a los que se rinde homenaje escultórico en las plazas de esta villa vinatera. Luis A. Sanguino, Venancio Blanco y Juan de Ávalos -el del Valle de los Caídos- son algunos de los autores de las 34 esculturas que pueden verse paseando por la población o en www.turismo-navalcarnero.com

Alcorcón
Rafael Canogar, Luis Feito y Gerardo Rueda firman algunas de las 40 esculturas que embellecen las calles, plazas y parques del municipio. Obras tan llamativas como el puchero de siete metros de altura que puede verse en la avenida de los Castillos, de Manuel Alonso Reguilón, homenaje a la antigua tradición alfarera de Alcorcón; como el Retrato de Buero Vallejo, de Rafael Muyor, que muestra al dramaturgo bajando una escalera frente al teatro que lleva su nombre; o como la vieja tanqueta antidisturbios que hace de fuente en el parque Mayarí, creación de Fernando Sánchez Castillo, uno de los jóvenes artistas españoles con más proyección internacional. Las mayores concentraciones se registran en el parque La Ribota -ocho piezas de Ángel Aragonés- y la avenida de los Castillos -14 de Carlos Armiño-. (www.ayto-alcorcon.es)

.
.
Imprimir esta página