ESCAPADA TEMÁTICA nº 565 SALUD
LA MONTAÑA COMO FUENTE DE TURISMO TERAPÉUTICO
Yoga, meditación y acupuntura, entre las propuestas para descansar y recuperar energía

La montaña ha sido siempre el ámbito más propicio para la regeneración física y espiritual. Nada tiene de extraño, pues, que la sierra de Guadarrama y, en particular, La Pedriza, sean lugares asaz frecuentados por los amigos de las terapias alternativas. Yoga, shiatsu, meditación activa, chamanismo, acupuntura... se ofrecen combinados con estancias en casas rurales o senderismo. Son experiencias cercanas y asequibles, para las que sólo se necesita mucha buena fe, pero no más que la que la mayoría de la gente profesa por la medicina tradicional o la que el siglo XIX otorgaba a las aguas salutíferas.

Casa Los Castaños
En el pueblo serrano de Cercedilla funciona desde 2003 esta casa rural donde se come sano (alimentos naturales, dietas depurativas y regeneradoras, cocina vegetariana...), se ofrecen programas de salud (yoga, meditación, masaje terapéutico, shiatsu, hidroterapia, reflexología...) y se imparten cursos de todo lo que hemos puesto entre paréntesis y más.

El lugar es uno de esos sólidos y elegantes chalés que se construyeron a finales del siglo XIX en las vecindades de la estación del ferrocarril para recreo veraniego de la plutocracia capitalina, en una finca de 17.000 metros con árboles centenarios, animales de granja y plantas aromáticas y medicinales. En sus habitaciones, muy rústicas y forradas de madera, no se hallarán diseños de Philip Starck, pero eso al cliente habitual de Los Castaños le trae al pairo, porque viene buscando cosas mucho más importantes, como equilibrar el sistema nervioso. Por cierto: está a la entrada del valle de la Fuenfría, que es la salud hecha monte. La doble, con desayuno, cuesta 70 euros, y el denominado "pack de salud", con pensión completa y dos masajes, 190 por persona. (Teléfono 91 852 17 98. www.loscastanos.es).

Meditación en La Pedriza
Si un día nos topamos en La Pedriza a una docena de personas con antifaz y orejeras industriales olisqueando las jaras y las cagarrutas de las cabras, o bailando al melifluo son de músicas orientales, o inhalando y exhalando el aire serrano con rugidos leoninos..., no será necesario que nos pellizquemos las carnes para comprobar que estamos despiertos, ni jurar que jamás volveremos a catar el alcohol en ayunas, porque se trata de una de las excursiones-taller que organiza Gery Zmork. Nacido en Eslovenia, pero afincado en España desde hace 45 años, Gery es un guía corpulento, de ojos azules, calva relumbrante y voz profunda de acentos eslavos que conduce como hipnotizada a su grey (mayoritariamente femenina) por los campos de la meditación activa, cuyo objeto es olvidarse del trajín cotidiano para fundirse, física y espiritualmente, con la naturaleza.

El alto Manzanares, con sus cascadas, pozas y peñascos, es un lugar muy energético y a propósito para esto, según Gery. La conciencia sensitiva, los chakras femeninos y masculinos y el centro no dual son algunos de los arduos conceptos con los que hay que familiarizarse previamente. (Tels.: 686 538 899 y 915 555 150; www.zmorkmeditar.com).

Chamanismo inca
Entre Manzanares y Soto del Real, cerca de una de las peñas más características de La Pedriza, el canto del Berrueco, se halla la Comunidad Internacional de Chamanismo y Terapias Alternativas, donde se imparten cursos de semana y de fin de semana sobre medicina energética inca, una técnica de sanación ancestral por medio de kuyas -piedras que condensan el poder de la Tierra- y plantas medicinales -no necesariamente alucinógenas- con la que se puede combatir, según los responsables del centro, desde el sentimiento de inferioridad hasta el cáncer de colon. Además de esto, se dan clases de yoga, reiki, acupuntura y técnica de equilibrio del sistema electromagnético (EMF Balance).

El lugar tiene una capacidad máxima para 10 personas y se encuentra también disponible para aquellos que quieran simplemente pasar unos días en la sierra, haciendo excursiones por los alrededores -la hoya de San Blas, el hueco de Coberteros, la Gran Cañada, el embalse de Santillana...- y disfrutando de algunas de las terapias alternativas que aquí se ofrecen. (Tels.: 666 639 918 y 657 827 337. www.cichta.com).

Senderismo consciente
Siete Picos, la Maliciosa y el monte Abantos son algunos de los destinos habituales de las rutas de senderismo consciente que organiza Ser Esmeralda, una asociación dedicada a la realización de talleres y eventos de crecimiento personal y espiritual. A diferencia del senderismo corriente, en el consciente se anda poco y se medita mucho. Durante las frecuentes paradas, se efectúan ejercicios de respiración y relajación para activar los centros energéticos y prevenir el estrés, que es el padre de todos los males, desde el insomnio hasta (según dicen ahora) la barba en las mujeres.

También se hacen ejercicios de escucha, en los que se percibe desde el sonido del viento hasta el silencio interior, porque otra de las características de este tipo de senderismo es que no se puede (o no se debe) hablar de política, ni de fútbol, ni de nada que, por entretenido que sea, distorsione la íntima comunión con la naturaleza. Por eso mismo, los grupos son reducidos, de no más de 15 personas, guiados por dos monitores. Los precios oscilan entre los 20 y los 30 euros, transporte incluido. (Tels.: 913 803 277 y 655 191 605; www.seresmeralda.com).

.
.
Imprimir esta página