ESCAPADA TEMÁTICA nº 572 PARQUES DE AVENTURA
A IMAGEN Y SEMEJANZA DE TARZÁN
Los esbeltos árboles de Navafría son el soporte de 63 juegos y 4 circuitos

Originarios de Francia, donde hay más de 250, los parques de aventura han encontrado un territorio idóneo para su expansión en las sierras de Guadarrama y Gredos, cuyos altísimos pinos silvestres parecen hechos adrede para emular las vertiginosas andanzas de Tarzán. Lianas, tirolinas, pasarelas, puentes de troncos, caminos de redes..., son algunos de los más de cuarenta juegos de estos parques. Instalados de forma respetuosa con el entorno, emplean materiales naturales -sobre todo, madera y cuerda- y plataformas que se ciñen a los troncos sin usar un solo tornillo.

Ecoparque en Cercedilla
En un pinar de dos hectáreas del valle de la Fuenfría, bañado por el arroyo de la Venta, abrió en 2005 el primer parque de aventura de la región, de cuyo éxito hablan los más de 100.000 visitantes en las dos primeras temporadas. El Ecoparque Aventura Amazonia es el más grande de España, con un centenar de juegos -entre ellos, 22 tirolinas- repartidos a lo largo de diez recorridos, desde el llamado Kids, para niños de 6 a 14 años, hasta el acrobático Xtrem. Darse un chapuzón en las gélidas piscinas de las Berceas o subir paseando por la calzada romana hasta el puerto de la Fuenfría son dos de las muchas opciones que se ofrecen al visitante en los alrededores del parque. Entrada: entre 11 y 18 euros. (902 51 14 62; www.aventura-amazonia.com).

Pino a pino en Navacerrada
El valle de la Barranca alberga desde abril el segundo parque de aventura de Madrid, De Pino a Pino, que cuenta con 54 juegos distribuidos en cuatro circuitos para adultos y niños a partir de 9 años. La atracción número uno es una tirolina que permite atravesar limpia y fulgurantemente una pradera de 160 metros, para pasmo de las vacas y los excursionistas desavisados. Otra gran atracción es el propio lugar donde está, el área recreativa Las Vueltas, un cercado de viejos pinos y hierba acariciadora a orillas del río de Navacerrada, con mesas para almorzar y senda didáctica, en la que se puede admirar desde la reconstrucción de un chozo pastoril hasta un jardín de rocas. Todo ello, bajo la imponente mole grisácea de la Maliciosa. Entrada: de 16 a 22 euros. (659 45 45 68; www.depinoapino.com).

Navafría
Hermano mayor del anterior, este parque segoviano, también llamado De Pino a Pino, fue el primero que se montó en España, en la primavera de 2004. Los esbeltos árboles del pinar de Navafría, uno de los mejor conservados de la sierra de Guadarrama, son el soporte de 63 juegos y 4 circuitos para todos los niveles, a partir de 7 años. Impresionan las cinco tirolinas que cruzan el río Cega y el denominado Salto del Ángel, un brinco al vacío sobre las aguas. El parque se halla a tres kilómetros del pueblo de Navafría, en el área recreativa El Chorro, famosa por sus piscinas naturales. En su entorno pueden visitarse la espectacular cascada del Chorro y un martinete del siglo XIX. Cuesta entre 12 y 23 euros. (659 45 45 68; www.depinoapino.com).

Navarredonda de Gredos
Inaugurado en el verano de 2004, Audentes procura diversión arborícola a todos aquellos que tengan más de 9 años y 1,45 metros de estatura. Puentes tibetanos, lianas, toneles suspendidos, tirolinas, pasos de mono y redes de abordaje jalonan dos circuitos de diversa dificultad. Audentes se halla en el recinto del cámping Navagredos, muy cerca del nacimiento del Tormes y de las pozas y cascadas del paraje de las Chorreras. La misma empresa ofrece, sin alejarse mucho del parque, escalada en rocódromo, paint-ball, senderismo, orientación, piragüismo, rutas en bicicleta de montaña y, para grupos, carreras de sacos gigantes, futbolín humano... Entrada: entre 10 y 15 euros. (678 65 42 42; www.amngredos.com).

Grajera
A caballo entre las cuencas del Riaza y el Duratón, ríos célebres por sus hoces plagadas de buitres, esta localidad segoviana dispone desde 2006 de otra atracción de altura, el parque de aventura La Berzosa. Una magnífica chopera que asombra el arroyo Seco es el escenario donde se desarrollan sus tres recorridos de creciente dificultad: verde, que discurre a 1,10 metros del suelo; azul, a 4,50, y rojo, a unos ya respetables 7,50. Forma parte del centro de turismo rural La Hípica, donde hay alojamientos, asados de la tierra, museo etnológico, paseos a caballo, rocódromo, tiro con arco, rutas en piragua por el embalse de Linares del Arroyo... Entre 12 y 18 euros. (646 65 25 43; www.la-hipica.com).

.
.
Imprimir esta página